Domótica - ACEi

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Soluciones Eficientes


DOMÓTICA


La domótica surgió entre los años 60-70 cuando aparecieron los primeros dispositivos de automatización de edificios, basados en la tecnología X-10 aún vigente. A finales de los 80 y principio de los 90, el auge de los PC´s hizo que se incorporara cableado estructurado (red de datos) a edificios para facilitar la comunicación con terminales y periféricos de control y seguridad. A estos edificios se les empezó a denominar "Edificios Inteligentes".

En poco tiempo comenzó a aplicarse a viviendas particulares, apareciendo así la "vivienda domótica" (De Domus, en latín y tica, de automática, en latín, que funciona por sí sola).

Después de un lento y complejo inicio a nivel doméstico por desconocimiento y por la aparición de diferentes sistemas y tecnologías, ha empezado a implantarse con firmeza y actualmente casi toda nueva construcción lleva incorporada tecnología domótica en mayor o menor medida o, al menos, una preinstalación para el futuro.

La domótica que se instalaba en torno al año 2000 estaba orientada en gran medida al confort (automatización de luces, persianas, etc) y era casi exclusiva de viviendas de alto standing.


Actualmente la domótica encuentra más sentido si cabe en el campo de la eficiencia energética y es instalada en todo tipo de viviendas, con diferentes niveles y grados de domotización.

En resumen, la domótica realiza la gestión inteligente de la vivienda mediante el control y automatización de:


- Ahorro Energético

- Seguridad contra Intrusión

- Seguridad Técnica (alarmas de gases, agua, electricidad)

- Confort

- Accesibilidad

- Comunicación e información (entre dispositivos y usuario)

- Control Remoto (vía ordenador o cualquier dispositivo de comunicación: teléfonos móviles, tablets).

La instalación de una domótica de calidad puede suponer un ahorro de hasta un 50% del gasto energético de la vivienda.

El funcionamiento de una instalación domótica se basa en tres componentes principales:

- Sensor: dispositivo que monitoriza el entorno y es capaz de detectar cambios pudiendo realizar una acción de respuesta directamente y/o mandando una comunicación del evento.

- Actuador: dispositivo que ejecuta una acción, a partir de la información suministrada por sensores o por órdenes de elementos de control.

- Controlador: elemento que gestiona la información. Está comunicado con los sensores y actuadores. No siempre es necesario; depende del tipo de sistema instalado.


Existen diversas formas de lograr el ahorro domótico:


* Iluminación:

- Adaptación del nivel de iluminación interior en función de la luz exterior.

- Control de toldos, persianas y cortinas en función de la luz exterior.

- Control de apagados generales

- Realización de escenas lumínicas para diferentes ambientes.

- Regulación de lámparas.

- Apagado de estancias cuando no se detecta presencia

- Control horario de iluminación

- Control crepuscular de iluminación


* Climatización:

- Control horario de calefacción / aire acondicionado

- Control de temperatura por sondas

- Ajuste del clima en función de la detección de presencia, temperatura exterior, apertura de ventanas.

- Control de persianas y toldos en función de la temperatura y luz exterior.

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal